Hábitos saludables para los niños

October 3, 2017

Hoy quiero dedicar el post a los niños pequeños, entre 2 y 5 años. 

Por qué? Muchas de las preferencias, conductas y rechazos de alimentos se relacionan con las experiencias de esta etapa en la vida de los niños.

A través del juego y la exploración de colores, sabores, texturas y emociones empiezan a construir sus gustos y preferencias.

También es una etapa de crecimiento más lento que el primer año de vida y por lo tanto el apetito disminuye, y eso nos preocupa como mamás. 

Es común que se expresen cuando se saciaron y no deseen seguir comiendo. 

Si el crecimiento controlado por la pediatra sigue una curva normal, podemos tomar nota de las cantidades que aceptan y respetarlas, evitar obligarlos a comer de forma amenazante o con premios a cambio.

A medida que descubren sus gustos y preferencias van a rechazar los alimentos que no les gustan.

Es importante ofrecer alimentos variados, en colores y texturas, pero obligarlos a comer alimentos que no aceptan aumenta el rechazo hacia los mismos.

Podemos seguir ofreciendolos como alternativa en diferentes preparaciones pero respetando su negativa.

En ocasiones pueden ser necesarias diez ocasiones para aceptar un nuevo alimento, pero también puede ser que alguno no les guste como a nosotros también nos pasa.

A esta edad hay una preferencia natural por los sabores dulces.

Es importante ofrecer opciones más saludables como frutas, verduras y cereales y evitar  galletitas, golosinas y bebidas azucaradas.

Prohibir el consumo de ciertos alimentos (como golosinas) aumentan la preferencia de los niños hacia ellos.

Para evitar el consumo excesivo de determinados alimentos, no los tengamos disponibles en casa para consumo habitual. 

En mi caso la bolsita de dulces de los cumpleaños genera su interés todo el tiempo hasta que se termina, pero igualmente no pasa de uno o dos caramelos por día no pide más cuando se terminan. (Están asociados a esos eventos de forma natural)

Descubren y disfrutan a través del juego y esto incluye el momento de comer.

Entender que forma parte de su crecimiento nos ayuda a ser más tolerantes.

Hagamos de la alimentación un momento agradable, en familia, de esta forma mejora la aceptación de nuevos alimentos.

Siempre que podamos incluirlos en la preparación de los alimentos (mamis ocupadas probemos aunque sea una vez al mes) esto los hace sentirse parte de los hábitos de la familia.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Blog

Featured Posts

Ocho razones para mejorar tus hábitos en primavera - verano.

November 15, 2018

1/2
Please reload

Archive
Please reload

Follow Me
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon