Hábitos saludables en la adolescencia

October 5, 2017

Otra de las etapas importantes en el crecimiento y el desarrollo, no solamente  físico, dado que es la transición entre la niñez y la etapa adulta.

Muchos de los hábitos adquiridos en la primera infancia van a mantenerse a lo largo de la vida; sin embargo; los hábitos característicos incluyen

  •  Mayor tendencia a no realizar comidas (desayuno y/o almuerzo)

  •  Aumento de consumo de alimentos en casas de comidas rápidas, o delivery en los que prefieren opciones como pizzas, empanadas o hamburguesas

  • Mayor consumo de golosinas y dulces

  •  Poca realización de actividad física o deportes

  • Bajo consumo de frutas y verduras 

  •  Realización de dietas de moda, sin supervisión profesional.

Es una etapa de muchas emociones nuevas, cambios corporales y a veces menor comunicación con las familias.

Muchos adolescentes además realizan varias de las comidas solos por los horarios del resto de los integrantes de la familia.

 

Acompañarlos en esta etapa implica un gran desafío en el que es necesario entender y respetar sus preocupaciones y ofrecerles respuestas profesionales válidas para ayudarlos.

 

Si están solos en los horarios de las comidas, disponer de opciones rápidas o preelaboradas más saludables para incorporar frutas y verduras.

Si no tienen el hábito de consumir legumbres o cereales integrales, se pueden incorporar de forma gradual en la comida familiar eligiendo preparaciones más sabrosas, en combinación con otros alimentos.

 

Deben asegurar el consumo de proteínas y hierro, ya sean carnes o combinación de lácteos, huevos y legumbres. 

En caso de no consumir alimentos de orígen animal, deben ser monitoreados por el pediatra y nutricionista para verificar el consumo de los nutrientes necesarios y suplementarlos.

Los lácteos además son importantes por su aporte de calcio.

Frutas verduras, cereales integrales y legumbres aportarán fibra, vitaminas y minerales.

 

  • No hay que dejar de lado el interés por el aspecto físico, para lo que se pueden ofrecer alternativas de actividad física localizada o aeróbica acorde a la edad, junto con el seguimiento nutricional para evitar la realización de dietas disarmónicas.

Los cambios hormonales y psicológicos generan una gran intensidad de emociones que deben gestionar. El desarrollo de actividades que les gusten relacionadas con música instrumentos, dibujo, lectura, juegos etc los ayudan a canalizarlas. En ocasiones también puede ser útil realizar alguna terapia especializada en adolescencia para que encuentren un lugar para expresarse.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Blog

Featured Posts

Ocho razones para mejorar tus hábitos en primavera - verano.

November 15, 2018

1/2
Please reload

Archive
Please reload

Follow Me
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon